Asamblea General de la Iglesia


La Máxima Autoridad de la Iglesia Luterana en Chile

Cuando en el año 1975 algunas de las comunidades que conformaban la Iglesia Evangélica Luterana en Chile, IELCH, decidieron separarse, se federaron en una nueva iglesia que conocemos hoy como la Iglesia Luterana en Chile, ILCH. Debido a las tensiones entre las autoridades religiosas y los cuerpos de directores que produjeron la separación, esta nueva iglesia se dio a si misma un gobierno laico. (Ir a la Historia de la Iglesia)

Actualmente este gobierno laico tiene su máxima expresión en la Asamblea General de la Iglesia.

¿Cuál es la labor de la Asamblea General de la Iglesia?

Representar a todas las comunidades evangélicas luteranas federadas en la Iglesia Luterana en Chile y servir a los mejores intereses de todos los miembros de la Iglesia.

¿Cómo ejerce su autoridad?

La Asamblea General de la Iglesia tiene la atribución de aceptar o rechazar las proposiciones de la mesa directiva del Consejo Sinodal.

¿Cómo se asegura el servicio a los mejores intereses de las comunidades federadas?

Para evitar que una comunidad de gran cantidad de miembros (como la iglesia de Santiago) siempre tenga preferencia sobre las opiniones de una comunidad más pequeña (como la Iglesia de Chamiza), cada comunidad puede enviar hasta 5 delegados a la Asamblea General; de esta forma se asegura que cada iglesia miembro de la ILCH tenga las mismas posibilidades de mostrarse a favor o en contra de alguna proposición y que sus opiniones sean tomadas en cuenta al mismo nivel para todas las comunidades integrantes evitando las hegemonías de las comunidades mayores.

¿Cuándo se reúne la Asamblea General?

La Asamblea se reúne de forma ordinaria cada 2 años durante el Sínodo de la Iglesia Luterana en Chile. Durante este evento la mesa directiva del Consejo Sinodal sesiona con la asistencia de todos los delegados de las comunidades federadas en la ILCH y se someten a aprobación las propuestas de la mesa.

Al Sínodo de la Iglesia Luterana en Chile también asisten los miembros de la Conferencia de Pastores.