Iglesia Luterana en Chile suscribe el acuerdo fundador de la Alianza Interreligiosa y Espiritual por el Clima

Retiro de la Pastoral Juvenil Zona Sur – Metrenco 2019
Julio 20, 2019
Retiro Espiritual de ADELMA
Julio 24, 2019
Mostrar todo

El domingo 21 de julio a las 16 horas se realizó una reunión interreligiosa muy especial, representantes de distintas confesiones y comunidades de fe se dieron cita en la casa principal de Brahma Kumaris en Santiago, para dar origen a una inédita alianza que busca generar un impacto en la sociedad desde nuestras diversas espiritualidades.

Nuestra participación como Iglesia Luterana en Chile responde a la respuesta positiva que diera el Consejo Sinodal (Nº2 2019, Puerto Montt) a la invitación recibida desde la Coalición Ecuménica para el Cuidado de la Creación, uno de los organismos promotores de la iniciativa.

En palabras de la presidencia de la iglesia “Aprobamos participar como iglesia nacional en AIEC. Este es un tema que nos involucra transversalmente y que tendrá eco en todas nuestras comunidades.” 

AIEC es la Alianza Interreligiosa y Espiritual por el Clima y se estableció a través de un acuerdo entre todas las partes involucradas, acuerdo que admite la inclusión de otras organizaciones que se quieran sumar a la iniciativa.

El objetivo de esta Alianza es promover un cambio sistémico, cultural y espiritual que se traduzca entransformaciones económicas y políticas frente a la crisis climática existente. Ante ello, las organizaciones adherentes han manifestado su disposición para ponerse al servicio de la comunidad, y así facilitar vínculos que puedan generar incidencia público-política desde sus respectivas identidades.

La Carpa Interreligiosa y Espiritual por el Clima

Una de las actividades principales que moverá a la Alianza Interreligiosa y Espiritual por el Clima será la instalación de una carpa, en donde habrá acciones celebrativas, meditativas y rituales por el cuidado de la Tierra. Esta acción buscará ser continua durante día y noche, mientras se desarrolle la COP25.

Fueron 21 comunidades religiosas y espirituales las que celebraron el acuerdo. Desde el equipo ejecutivo de la Alianza manifestaron su voluntad de que durante las próximas semanas otras organizaciones y comunidades se sumen a este acuerdo para que sea lo más amplio y transversal posible. También se invita a que organizaciones religiosas y espirituales desde el extranjero, que estarán presente durante la COP25, apoyen la iniciativa.

Representación Luterana

Es con alegría que podemos informar que tanto la Iglesia Evangélica Luterana en Chile (IELCH) como nuestra Iglesia Luterana en Chile (ILCH) han suscrito el acuerdo, siendo firmantes la Obispa Izani Bruch por parte de la IELCH y el Sr. Felipe Sepúlveda en representación del Obispado y Consejo Sinodal de la Iglesia Luterana en Chile.

Texto del Acuerdo

ALIANZA INTERRELIGIOSA Y ESPIRITUAL POR EL CLIMA

ACUERDO

En el contexto de la XXV Conferencia de la Convención Marco de Naciones Unidas por el Clima (COP25) en Chile -diciembre 2019-, quienes firmamos este acuerdo, nos hemos aliado desde la pluralidad de nuestras tradiciones religiosas y espirituales para mostrar nuestro compromiso con el cuidado de la Tierra.

Nuestra misión es promover un cambio sistémico, cultural y espiritual que se traduzca en transformaciones económicas y políticas frente a la crisis climática generada por la forma en que vivimos, producimos y consumimos. Es indispensable que nuestro estilo de vida se desarrolle en virtud de los límites del planeta. Queremos ser parte de este proceso volviendo nuestra mirada hacia la Tierra, reconociendo en ella el dolor de nuestros actos y declarando la urgencia de esta tarea. Nos interpelan las desigualdades e injusticias que se generan o empeoran por la crisis ambiental. Estamos conscientes que la transformación requiere cambios significativos, donde deseamos tomar nuestro rol y ser una voz motivadora. 

Como Alianza manifestamos nuestra vocación de servicio a la comunidad. Nos ponemos a disposición para facilitar vínculos entre nosotros, generando incidencia público-política desde nuestras identidades. Tenemos la convicción de que las manifestaciones religiosas y espirituales pueden y deben ser una herramienta transformadora de la sociedad.

Reflejando tanto nuestra diversidad como nuestra interdependencia con todos los ecosistemas, declaramos nuestra intención de unirnos en una acción conjunta durante la COP25. Reconocemos la diversidad e igualdad de todas las religiones y espiritualidades en esta acción. 

Por lo anterior, como Alianza nos guiamos por estos principios:

1.- Respeto

2.- Igualdad

3.- Cooperación

4.- Inclusión

5.- Confianza recíproca

6.- Incidencia pacífica

7.- Autonomía e independencia plenas

Como acción principal, nos comprometemos con una intervención urbana en Santiago de Chile, que se expresará con la instalación de lo que hemos denominado “Carpa Interreligiosa y Espiritual por el Clima”, donde habrá acciones celebrativas, meditativas y rituales por el cuidado de la Tierra. Proponemos continuar esta celebración día y noche, durante el desarrollo de la COP25. 

Será un espacio hospitalario, plural y abierto, donde las distintas comunidades religiosas y espirituales, tanto de Chile como del extranjero, podrán expresar de formas múltiples, diversas y creativas su preocupación por la crisis climática y su compromiso con el planeta. En este lugar de alabanza, oración, meditación, denuncia y celebración, invitaremos al público a participar y reflexionar sobre la urgencia de una transformación espiritual y cultural.

La Carpa tiene como características ser “movible”, no institucional y horizontal, lo que nos da la posibilidad de encontrarnos bajo un techo común. Es un espacio de encuentro, donde se podrán expresar todos quienes deseen, asumiendo y haciéndose cargo de un tiempo determinado de la celebración, independiente de su posición en las jerarquías de sus comunidades de fe. Los distintos grupos y comunidades se darán turno, y habrá horas para celebraciones interreligiosas y espirituales en conjunto. La vigilia se podrá replicar en otros lugares del país y del mundo.

El esfuerzo de hacer la celebración continua enfatiza nuestra voluntad de seguir atentos a lo que está pasando en la COP25 y expresa nuestro largo aliento para acompañar y enfrentar la emergencia climática global, además de poner en alerta a los gobiernos en términos éticos y morales. Las expresiones espirituales actúan a toda hora, en todos los tiempos y lugares.

Nuestra voluntad es ubicar la carpa en un lugar accesible al público, posiblemente en el mismo terreno donde se desarrolla la COP paralela de la Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC), cerca del lugar donde se realizarán las reuniones de la COP25.

Convocamos a nuestras comunidades religiosas y espirituales que se preparen para participar en la celebración. Invitamos a una vigilia interreligiosa preparatoria de 12 horas para dar la bienvenida al Día Global de Oración por el Cuidado de la Creación, el 1 de septiembre 2019. 

La Alianza funcionará con un Comité Ejecutivo cuyos integrantes serán designados por cada comunidad religiosa y espiritual participante. Este Comité tendrá la tarea de organizar y administrar el funcionamiento de la Carpa, así como de organizar las actividades previas sugeridas. Además el Comité, a través de los representantes, será el vínculo con las comunidades religiosas y espirituales integrantes.

Reconociendo el esfuerzo material y financiero que implica la organización de esta acción en conjunto, como integrantes de la Alianza nos comprometemos a poner a disposición una parte de los recursos financieros y/o materiales necesarios para poder desarrollar el objetivo, sea de sus propias fuentes o usando sus nexos con organizaciones internacionales a que estamos afiliados.

Esperamos que nuestros sinceros esfuerzos y buenos deseos de bienestar y un mejor futuro para la humanidad y el planeta se manifiesten en muchas bendiciones para todos y todas. 

Organizaciones Firmantes

Amerindia

Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá’ís de Chile

Asociación Chilena de Diálogo Interreligioso para el desarrollo humano (ADIR)

Centro de Meditación Tibetana Drikung Kagyu Chile

Centro Ecuménico Diego de Medellín (CEDM)

Centro Islámico de Chile

Coalición Ecuménica por el Cuidado de la Creación (CECC)

Comité Oscar Romero Sur Austral

Comunidad Evangélica Teológica de Chile (CTE)

Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile (CONFERRE)

Consejo Latinoamericana de Iglesias (CLAI)

Corporación Espiritual Brahma Kumaris

Cuarta Iglesia Bautista de Santiago

Ecología en tu Barrio

Equipo provincial de JPIC, Claretianos San José del Sur

Fundación Humanidad Chile

Grupo de Estudios Multidisciplinarios sobre Religión e Incidencia Pública (GEMRIP)

Iglesia Cristiana El Río de Su Presencia, La Granja, Santiago

Iglesia Luterana en Chile (ILCH)

Iglesia Evangélica Luterana en Chile (IELCH)

Iglesia Metodista de Chile

Red de Laicas y Laicos de Chile

Provincia Franciscana de Chile

Sociedad misionera de san Columbano

El símbolo de AIEC es un árbol que representa a nuestro planeta y nuestra voluntad de mejorar sus condiciones de vida para un desarrollo pleno de la humanidad y los ecosistemas.